El fútbol y las tarjetas


El gesto de un árbitro mostrando una tarjeta, ya sea amarilla o roja, está totalmente inmerso en la mayoría de culturas de nuestro planeta, y no solo en el deporte. A veces basta un comentario poco acertado o una zancadilla involuntaria para que un amigo te muestre la simbólica tarjeta de desaprobación.

Fuente fotográfica: LaVozDeGalicia.es

El origen de las tarjetas en el fútbol

Las tarjetas amarillas y rojas en el fútbol tienen su origen en 1966, cuando Ken Aston supervisaba los cuartos de final de la Copa del Mundo entre Inglaterra y Argentina.

Por unas protestas del argentino Rattin, el árbitro alemán Kreitlein le gritó “off” (en inglés) varias veces para hacerle entender que había sido expulsado. Debido al idioma, el jugador tardó hasta 8 minutos en entender que debía abandonar el terreno de juego, suceso que hizo reflexionar a la FIFA.

Poco después de este partido, Ken Aston expuso la idea de usar tarjetas amarillas (precaución, advertencia) y rojas (peligro, expulsión) ante la Comisión de Árbitros de la FIFA: “Mientras conducía, el semáforo se puso en rojo. Entonces pensé: ‘Amarillo, tómatelo con calma; rojo, estás fuera’.”

Cuatro años después, el colegiado inglés fue nombrado presidente del Comité de Árbitros y, en el Mundial de México 1970, se utilizaron las tarjetas por primera vez en la historia del fútbol.

Ken Aston pasó a la historia por estas medidas, pero también introdujo los banderines de los linieres. Además, fue uno de los primeros árbitros en utilizar el uniforme negro que se mantiene hoy en día.

Coleccionistas de tarjetas

En la historia del fútbol, hemos visto muchos jugadores ‘tarjeteros’, esos que es raro que jueguen un partido sin ser al menos amonestados.

Entre ellos, actualmente destacamos a Sergio Ramos, capitán del Real Madrid. El defensa sevillano ha superado la friolera cifra de 170 tarjetas amarillas tan solo en el campeonato liguero español.

El central madridista también ha sido expulsado en numerosas ocasiones (más de 30 rojas), pero hay un jugador que batió el anti-récord de su época. Se trata de Gerardo Bedoya.

El jugador colombiano, retirado desde 2015, es conocido por ser el mayor coleccionista de tarjetas rojas en la historia del fútbol mundial. En total, Gerardo Bedoya fue expulsado en 46 ocasiones, superando así al otro colombiano que obstentaba el anti-récord (33 expulsiones).

Para terminar, os dejamos las imágenes de la expulsión más conocida del fútbol español, ofrecidas recientemente por el programa Punto Pelota:

2 comentarios en “El fútbol y las tarjetas

Los comentarios están cerrados.