La mayor colección de cromos de fútbol del mundo


Con 2 millones de cromos, Gianni Bellini posee la mayor colección de cromos de fútbol de todo el mundo: “Me gasto de 3 000 a 5 000 € al año”.

Fuente fotográfica: France24.com

Coleccionista desde los 13 años

Coleccionando desde los 13 años y hasta la actualidad, Gianni posee 4 000 álbumes a los que no les falta ni un solo cromo: “Es una cuestión de principios”. No obstante, aún tiene casi medio millón de estampas sin pegar en sus álbumes.

Su posesión más preciada es el álbum de México 70, aún sin abrir, valorado en 10 000 €, aunque en su momento Gianni pagó 25 000 liras (unos 12 €). Este es el primer álbum internacional de Panini, empresa de estampas deportivas cuya sede se encuentra a unos 30 km de la casa del coleccionista, donde adquiere directamente álbumes y cromos.

A pesar de su valor, Gianni afirma que no podría ponerle precio de venta a su colección, debido a su valor sentimental y a todo el esfuerzo: “El verdadero coleccionista compra e intercambia, pero no vende (…). Cada día paso entre 4 y 6 horas. Envío unos 5 000 emails al año.”

Fuente fotográfica: CromosDeFutbol.es

Una colección bien reconocida

Tras más de 50 ediciones, se celebra en Bolonia (Italia) un evento para coleccionistas de cromos, espacio en el que incluso Emiliano Nanni, co-organizador del evento, alaba a Gianni: “Es el Jedi de los cromos”. Además, el director de Panini en Italia, Antonio Allegra, bromea asegurando que “la colección de Gianni tiene más cromos que Panini”.

Tal es la importancia de esta afición en la vida de Gianni que, entre risas, afirma que, en caso de incendio, su prioridad sería salvar su colección: “Mi familia tiene piernas. Todos pueden huir solos. Yo cogería los álbumes.”

Por parte de su esposa, esta afición por los cromos no supone ningún problema para su relación, aunque el coleccionista hizo una pausa entre sus 17 y 19 años, edad en la que se casó: “Lo apoyo y también estoy contenta. No se va al bar a jugar, y eso me permite controlarlo”, afirma ella bromeando.