[EXCLUSIVA] Entrevista a Alberto Arteaga, entrenador profesional de futsal


Fuente fotográfica: @berto_arteagafs (Twitter)

Alberto Arteaga es uno de tantos españoles que ha salido del país en busca de oportunidades laborales. En su caso, una oportunidad en los banquillos del fútbol sala internacional, donde actualmente forma parte del cuerpo técnico de la selección nacional de Arabia Saudita.

El entrenador aragonés nos ha dedicado unos minutos para contarnos un poco sobre su vida. Disfrutad de la entrevista:


Hola, Alberto. Lo primero de todo, queremos agradecerte haber aceptado esta entrevista exclusiva con Sacando de Banda, espacio dedicado a curiosidades de fútbol y futsal. Para que nuestros lectores puedan conocerte rápidamente, ¿podrías hacernos un breve resumen de tu vida futsalera?

He jugado desde los 5 años hasta los 27, más o menos, en equipos de poco nivel pero disfrutando. Empecé como entrenador con 17 años, pasé por la cantera de Sala 10 y Las Fuentes, y en senior en Scafati Santa Maria (Serie B Italia), Juventud La Almunia, Kazma (Kuwait), Tauste, Clenay (D2 Francia) y Futsal Mont d’Or (DH Francia) y actualmente soy 2º entrenador y entrenador de porteros de la Selección de Arabia Saudí.

En relación a nuestra temática, ¿podrías contarnos alguna anécdota simpática que te haya pasado a lo largo de tu trayectoria en el mundo del futsal?

En mi segundo año en Francia, un aficionado de Montpellier decidió abrir dos bengalas dentro de un pabellón. Tuvimos que acabar el partido sin poder ver de una portería a la otra. En Italia, jugamos un derbi contra Real Napoli con victoria por 2-1, y tardamos 2 horas en poder salir del pabellón hasta que los carabinieri se hicieron cargo de la seguridad.

Al entrar en tu cuenta de Twitter, nos llama la atención la frase “una vez casi gano la Copa de Francia”. ¿Podrías contarnos un poco sobre esta experiencia?

En mi primer año en Futsal Mont d’Or, equipo del equivalente a 2ªB en España, fuimos avanzando rondas en Copa de Francia, dejando en la cuneta a dos equipos de 2ª y a tres de 1ª División hasta llegar a la gran final contra KB United, mejor equipo del país en ese momento. Perdíamos al descanso 4-1 y conseguimos empatar para llevar el partido a la prórroga. Al final, un doble penalti riguroso y un contraataque acabaron dejando un resultado de 6-4, pero el partido pudo haber caído de cualquier lado.

Fuente fotográfica: espiritudeportivo.es

¿Tienes algún ritual o alguna manía antes de los partidos?

Si juego por la tarde en casa y tengo tiempo, me gusta hacer por la mañana algún deporte que no tenga que ver con el futsal. Una vez en el pabellón, me gusta tener todo controlado, pero no soy muy de supersticiones, creo que te alejan de lo importante.

Cada vez hay más jugadores y entrenadores que eligen el futsal antes que el fútbol 11. ¿Por qué elegiste el fútbol sala?

Yo siempre he entrenado y jugado a fútbol sala. Me parece un deporte más dinámico y, sobre todo, mejor en cuanto a la formación de los niños al principio por número de jugadores, dimensiones del campo, características del balón y participación en el juego. En mi caso, nunca me he planteado el cambio porque me gustaba lo que hacía. Cuando era niño y jugaba en la calle, yo “me pedía ser” Paulo Roberto antes que Romario o Raúl.

Cuando empezaste, ¿imaginaste que saldrías de España?

Cuando nos pusimos pesados en Aragón en organizar el Nivel 3 de entrenadores, hubo mucha gente que me decía que para qué lo quería si no iba a vivir del fútbol sala, pero yo quería seguir aprendiendo y creciendo, aunque en ese momento no me planteaba que 12 años después llevaría ya tantas vueltas dadas a mi edad. En España, hay mucho nivel de entrenadores y es complicado que den oportunidades a gente joven y a mí no me ataba nada en casa, así que cuando surgió la posibilidad no me lo pensé demasiado.

Aparte del subcampeonato de la Copa de Francia, ¿cuál ha sido la temporada que más has disfrutado en tu vida?

Un año que disfruté mucho fue el que estuve de seleccionador benjamín de Aragón. La ilusión de los niños tan pequeños es algo que es difícil de describir, pero que te llena enormemente. Otros dos años que disfruté mucho fue el que quedamos 4º de España en categoría cadete con Las Fuentes o el año que estuve en Kuwait por todo lo que aprendí en el aspecto deportivo y personal.

En oposición a la pregunta anterior, ¿recuerdas algún partido en el que sufriste más de lo habitual? ¿Por qué?

Curiosamente, los dos partidos que más he sufrido han sido con dos de los equipos que más he disfrutado. Con la selección, recuerdo que Asturias nos dio un baño enorme; con Las Fuentes, la derrota en la semifinal de la fase final del campeonato de España suponía mi último partido con un grupo que había entrenado 6 años. En ambos casos, ver jugadores en la pista jugando con lágrimas en los ojos es una sensación dura para cualquier entrenador con un poco de empatía.

Cuando dejes el mundo del futsal, ¿a qué te gustaría dedicarte?

Tengo la carrera de Maestro de Educación Física y, además, podría dar clase de inglés y francés en colegios de primaria. No me planteo dejar el fútbol sala en un largo tiempo, pero si algún día sintiera que no disfrutaba más de lo que hago, creo que intentaría conseguir un puesto en docencia.

Por último, ¿quieres mandar algún mensaje para nuestros lectores y aficionados del fútbol sala? (vídeo)

Muchas gracias por esta entrevista en exclusiva y toda la suerte del mundo en tus futuros proyectos, Alberto.

Un comentario en “[EXCLUSIVA] Entrevista a Alberto Arteaga, entrenador profesional de futsal

Los comentarios están cerrados.