Tsartas y su curioso fichaje por el Sevilla FC


Todos los aficionados del fútbol español recordamos ciertos nombres de jugadores, ya sea por su juego, por su fichaje, por las polémicas o incluso por su curioso nombre o apodo.

El caso de Vassilis Tsartas fue recordado por su juego, pero también por cómo se dio su fichaje.

Fuente fotográfica: elsevillista.com

Tsartas y el camarero

En 1996, una comitiva del Sevilla FC se desplazó a Grecia para intentar fichar a Karapialis, jugador del Olympiacos. Una vez allí, durante una comida, un camarero siguió la conversación de la dirección deportiva sevillista y les dijo que se fijaran en cierto jugador del AEK Atenas.

Así, los representantes hispalenses descubrieron a Tsartas y lo ficharon. El jugador heleno admitió posteriormente en una entrevista que “lo único que conocía de Sevilla era dónde estaba en el mapa y que Maradona había jugado allí”.

Tsartas con la elástica sevillista

Fuente fotográfica: sevillismoenvena.com

La primera temporada del griego en el club de Nervión no fue nada fácil. Una mala planificación deportiva provocó que la afición del Sánchez Pizjuán viera hasta tres entrenadores distintos en el banquillo sevillista (Camacho, Bilardo y Julián Rubio) en un curso que terminó con el descenso a la categoría del plata.

Sin embargo, Tsartas fue el más destacado del equipo y fue llamado a liderar el barco sevillista durante sus cuatro temporadas en la capital andaluza. En total, el mediapunta heleno disputó 140 partidos ligueros y anotó 44 goles.

Tras descender de nuevo en la temporada 1999-00, Tsartas regresó al AEK Atenas y, en 2004, ganó la Eurocopa con la selección griega.