[EXCLUSIVA] Entrevista a Juan Molina, portero de Peñíscola FS


Fuente fotográfica: FutbolEmotion

Juan Bosco Molina Salinero, más conocido como Molina, es uno de esos porteros de fútbol sala que causa furor allá por donde pasa. Ya sea por sus paradas o por su simpatía con el aficionado de este bello deporte, Molina llegó a vestir la elástica de la selección española a pesar de no haber pasado por ninguno de los tres grandes clubes de la LNFS, hecho del que no todos los porteros pueden presumir.

Además, en la temporada 2014/15 fue elegido mejor portero de la Liga Nacional de Fútbol Sala, y recientemente lo hemos incluido en nuestra lista personal de los mejores porteros españoles.

Actualmente en el Peñíscola FS, Molina nos cuenta un poco más sobre su vida. Esperamos que disfrutéis de la entrevista tal y como nosotros lo hemos disfrutado para ofrecérosla en exclusiva.


Hola, Molina. Es un placer para Sacando de Banda que nos hayas concedido esta entrevista en exclusiva, por la cual te estamos enormemente agradecidos.

En relación a nuestra temática de curiosidades, ¿podrías contarnos alguna anécdota simpática que te haya pasado a lo largo de tu trayectoria como portero de futsal?

Después de tantos años las anécdotas son muchas y muy variadas. Me acuerdo que un año, jugando en Ribera, viajamos al Palau para jugar contra el FC Barcelona y pasé toda la noche anterior con fiebre. Antes de jugar, seguía con 38 y no tenía muy buena cara. Mis compañeros me miraban y no les daba mucha tranquilidad. Recuerdo que me espabilaron pronto. En la primera jugada ya llegó una doble oportunidad de Batería y Wilde. Pero lo bueno es que ganamos, puede que la fiebre ayudara… (risas)

¿Tienes algún ritual o alguna manía antes de los partidos?

Tengo muchas manías y cada año tengo más. Será la edad… (risas) En los días de partido, hago siempre las mismas cosas y en el mismo orden… y alguna más que me da vergüenza decir… (risas)

Cada vez hay más jóvenes que eligen el futsal antes que el fútbol 11. ¿Por qué elegiste el fútbol sala?

Comencé muy pequeño jugando a futsal en el colegio. También hice mis pinitos en el fútbol pero el futsal me enganchó desde el principio. Quizás fuera por el papel fundamental que juega el portero en este deporte.

Fuente fotográfica: LNFS

Cuando empezaste, ¿imaginaste que ibas a llegar a la selección española?

Nunca piensas que puedes llegar a jugar en la selección nacional, pero es una ilusión que siempre se tiene y, a día de hoy, la sigo teniendo. Es lo máximo que te puede pasar como deportista. Defender los colores de tu país es algo que nunca olvidaré.

Cuéntanos cómo reaccionaste cuando te convocaron por primera vez.

La verdad es que no lo esperaba. Fue un momento muy emocionante para mí. Llamé a mi padre y no pudimos ni hablar, los dos llorábamos y, hasta pasado un rato, no pudimos decir nada.

En la 2014/15, fuiste elegido mejor portero de la LNFS. Pero, ¿fue la temporada que más disfrutaste? ¿Por qué?

En casi todas las temporadas he disfrutado y disfruto muchísimo, cada una es especial por algo. Esa temporada fue genial a todos los niveles y poder conseguir un premio individual así fue la guinda perfecta a ese año. Ser el mejor portero de la LNFS con el nivel que hay es un premio enorme.

En oposición a la pregunta anterior, ¿recuerdas algún partido en el que sufriste más de lo habitual? ¿Por qué?

Siempre hay algún partido difícil. De hecho, todas las temporadas lo hay.

Recuerdo el partido de la Copa de España de Valencia de la temporada pasada. Jugamos un gran partido y estuvimos a pocos segundos de estar en semifinales, pero finalmente caímos en penaltis. Fue duro tenerlo tan cerca y quedarnos a las puertas.

Entre los aficionados del futsal español, eres un portero bastante querido. ¿A qué crees que se debe?

Fuente fotográfica: Jumilla FS

Sentir en todas las pistas donde voy el cariño y el afecto de toda la gente es algo que siempre me ha llenado de satisfacción. Quizás por mis características siempre he llamado la atención. En los últimos años, los porteros tienen más envergadura, pero puede que al ser diferente también los aficionados se fijen más. Eso habría que preguntárselo a ellos (risas).

Aún quedan varias temporadas, pero, ¿has pensado qué vas a hacer cuando te retires?

Intento no pensar todavía en eso, pero es inevitable, porque los años pasan para todos. A día de hoy, sigo formándome en la universidad donde estoy estudiando Sociología y espero terminar en estos años. Luego, ya se verá. Este deporte engancha mucho y llevo toda mi vida ligado a él, así que no me importaría seguir de alguna manera unido tras mi retirada.

Por último, ¿puedes mandar algún mensaje para nuestros lectores y aficionados del fútbol sala?

Dar las gracias a medios como vosotros que hacéis más grande este deporte y le dáis más visibilidad, y a todas las aficionadas y aficionados que me apoyáis y mostráis vuestro cariño tanto en redes sociales como en todos los pabellones y pistas de la liga. Un abrazo a todos.

Muchas gracias por tus palabras, Molina. Te deseamos lo mejor en tus futuros proyectos, tanto profesionales como personales, esperando no perderte de vista en el mundo de futsal, dimensión en la que tanto nos aportas. Un abrazo.