[EXCLUSIVA] Entrevista a Lorena Muñoz, portera profesional de fútbol sala


Como cada semana, os traemos una nueva entrevista en exclusiva. En esta ocasión, hemos tenido el placer de entrevistar a Lorena Muñoz, portera de fútbol sala que, entre otras, ha defendido la camiseta de la selección española.

La malagueña nos cuenta un poco sobre su forma de ver el futsal y su trayectoria en lo que ha sido una interesante entrevista con alguna que otra curiosidad que seguro que más de uno no sabía.


Hola, Lorena. Desde Sacando de Banda queremos agradecerte que nos hayas concedido esta entrevista en exclusiva.

Para que nuestros lectores te identifiquen rápidamente, ¿podrías hacernos un breve resumen de tu trayectoria en el futsal femenino?

Pues mis inicios seguramente no fueron nada originales… Empecé a jugar en el patio, en la calle y en el colegio. Después con 14 años empecé en provinciales con el Conejito (un equipo de barrio), y más tarde jugué con Los Rosales del Olivar en Torremolinos, Tapia… Tengo muy buenos recuerdos de esos años y aprendí mucho. Fueron unos 2 años de provinciales y mi primera convocatoria con la selección malagueña. Por cierto, se me olvidaba: por aquel entonces, ¡jugaba de pivot! Fue en mi tercer año en provinciales cuando pasé de jugadora a portera. No teníamos más remedio y recuerdo que fue una época de mucho trabajo y dobles sesiones , incluso en verano… Siempre estuvimos entre las primeras de Málaga.

A partir de ahí, comencé a ir subiendo escalones cada vez más altos. Jugué autonómica con el Loja (Granada) y, a la temporada siguiente, con el recién ascendido a Primera división Cajasur Córdoba. Cuatro años en el club dieron sus frutos y el último año ganamos una Liga, además de convocatorias con la selecciones universitarias y también con la andaluza.

Después de eso, volví a Málaga para jugar con el recién ascendido Campillos. Fue un año muy especial para mi, ya que recibí la llamada de la selección española, con la que pude disputar 3 torneos mundiales. La temporada siguiente fiche por Valladolid, club en el que estuve 3 años y, tras su retirada, tomé la decisión de probar suerte fuera de España, en Italia, lo que suponía una experiencia difícil, pero a la vez enriquecedora. Allí pasé por varios clubes: Virtus Roma, Salinis, Bellator Ferentum y Lazio.

En relación a nuestra temática de curiosidades, ¿recuerdas especialmente alguna anécdota simpática que te haya pasado a lo largo de tu trayectoria como jugadora de futsal?

Tengo miles de anécdotas a lo largo de mi trayectoria, pero quizás hay una que siempre me ha seguido… y es un sueño, o mejor dicho una pesadilla…

A menudo solía soñar con el día del partido, un partido importante, y que, cuando era la hora de cambiarse, ¡me daba cuenta de que había olvidado mis rodilleras! ¡Eso me hacía levantarme con un gran sobresalto! Aún no se por qué ese pánico a olvidarme las rodilleras… ¡pero era una de mis peores pesadillas!

¿Cuál es tu primer recuerdo con un balón?

No lo recuerdo con exactitud , pero imagino que en la calle… como mis amigos…

¿Tienes algún ritual o alguna manía antes de los partidos?

Sí, bastantes… Siempre juego con los mismos calcetines y ropa interior. Mi cinta del pelo tiene que ir a juego con el color de la equipación. Cuando entro a la pista, siempre lo hago con el pie derecho. Cuando llego a la portería, toco el larguero y doy tres pasos hacia delante… y ya, después de todo eso, ¡que empiece el partido!

Cada vez hay más jóvenes que eligen el futsal antes que el fútbol 11. ¿Por qué elegiste el fútbol sala? ¿Te planteaste alguna vez dejar el futsal y optar por el fútbol 11?

A mí me gustó siempre más el futsal. Durante un pequeño tiempo jugué al fútbol 11, pero me pareció muy aburrido… No me gustaba ponerme botas con tacos y tampoco pisar el albero (risas).

Si alguna vez me lo he planteado es porque tiene más repercusión mediática, cuenta con más apoyos y está mejor pagado. Pero aún así, no me convenció.

¿Cómo se dio la posibilidad de jugar en Italia? ¿Por qué decidiste salir de España? ¿Estás contenta con el cambio? ¿Tienes pensado volver en un futuro?

Después de mi última convocatoria con la selección española y la retirada del que era mi actual equipo (Valladolid), se me abrieron muchas puertas… Me contactaron diversos clubes, pero sin duda la mejor oferta fue la italiana. Decidí probar suerte, no sabía muy bien cómo iba a salir y, a día de hoy, creo que acerté… Me llevo muchas cosas de Italia, tanto deportiva como extradeportivamente, y son experiencias que nunca olvidarás.

Precisamente esta temporada ya tuve claro que me quedaba en Málaga, en casa. Hay momentos en los que ya el deporte tiende a pasar a un segundo plano y, aunque no dejo de estar dentro de este mundo, ya no con la misma intensidad…

¿Qué diferencia principalmente a los campeonatos de España y de Italia?

Para ser el mismo deporte, cuando llegué por primera vez a Italia y me hicieron entrenar en un campo de césped artificial, me pregunté dónde me había metido…

A parte de las instalaciones deportivas (también en los pabellones las medidas de los campos, a veces parecía que jugabas en un futbolín), en cuanto a juego es mucho más individualista. Dan mucha importancia al físico, quizás más agresivo… Me sorprendió mucho ver que las porteras se quedaban “fijas” sobre la línea de puerta… Pero, desde mi primer año a al último, ha cambiado mucho la cosa. La liga de Italia tiene ahora mucho más nivel, está más compensada y se presta cada vez más atención a la táctica.

¿Cuál es la cualidad más importante para llegar a ser una buena portera de fútbol sala? ¿Los porteros de futsal están hechos de una pasta distinta a los de fútbol 11?

A parte de las cualidades físicas (agilidad , velocidad de reacción , fuerza, etc…), creo que la más importante es la mentalidad: controlar en todo momento el partido, los compañeros y tú propio trabajo. La capacidad de concentración y la confianza en uno mismo tiene que ser óptima, evitando dejarse llevar por las emociones del partido en sí.

No creo que haya diferencias en cuanto a eso… Ambos somos “porteros”. Sea más grande o más pequeña la portería, tenemos el mismo objetivo y la misma función…

El fútbol femenino está en auge, ¿crees que pasará lo mismo con el futsal? ¿Qué falta para conseguirlo?

Quiero pensar que sí. Me alegra mucho ver que cada vez se vea más fútbol femenino, que se ofrezca esta alternativa acercándola al público, porque a la gente le interesa… Nos hemos dado cuenta de esto, ¡por fin! El futsal siempre ha estado un pasito por detrás respecto al fútbol 11 en general, pero si todo sigue así y se le da poquito a poco más importancia, al final acabará enganchado también a la gente y contará con el público que merece.

Por último, ¿puedes mandar algún mensaje para nuestros lectores y aficionados del fútbol sala?