El fútbol alemán y el Muro de Berlín


Fuente fotográfica: La arenga del abuelo

Entre muchas otras cosas, la República Democrática Alemana (RDA) destacó por su éxito deportivo, especialmente en los deportes olímpicos, donde el mantenían un indetectable sistema de dopaje.

El fútbol atraía a las masas, sobre todo en Alemania Oriental, pero los éxitos se resistían ya que el dopaje no era tan efectivo como en otros deportes. Pero el jefe de la Stasi (órgano de inteligencia de la RDA) no se daba por vencido, ya que podía ser un gran escaparate para hacer crecer más aún a su país.

Así, Erich Mielke fundó un club controlado por la Stasi en el Berlín oriental, ya que consideraba que la capital debía contar con un equipo de fútbol. El nacimiento del SC Dynamo Berlin en 1966 provocó que el Dynamo Dresden se mudara a Berlín, lo que no convenció a la mayoría de sus jugadores.

Los éxitos para el SC Dynamo Berlin no llegaban a pesar de los grandes jugadores y los árbitros que trabajaban para la Stasi, así como innumerables irregularidades entorno al club. Pero todo cambió cuando Mielke accedió al vestuario del Dynamo Dresden mientras celebraban la victoria en el campeonato de 1978. Los 10 siguientes títulos de la Oberliga serían para el SC Dynamo Berlin.

A pesar del éxito nacional, el equipo de la Stasi no llegó a destacar a nivel continental, seguramente debido a las irregularidades que le permitían dominar el campeonato doméstico.

Pero este éxito fue aprovechado por ciertos jugadores que daban el salto al lado occidental. Destaca el caso de Lutz Eigendorf, conocido como el ‘Beckenbauer del Este’, que fue asesinado en un supuesto accidente de tráfico tras huir hacia Kaiserlautern.

Huir era considerado una traición. Anecdóticamente, para evitar problemas relacionados, la grada más próxima al Muro de Berlín era para policías y militares.

La Oberliga duró dos años tras la caída del Muro de Berlín (1989) y, en la actualidad, apenas quedan restos de aquella liga. Entre los supervivientes, el Dynamo Dresden milita en la segunda división alemana y el Unión Berlín, club que nunca destacó en los años de la Oberliga, es el único que presume de disputar partidos oficiales de la Bundeliga. De hecho, este último homenajeó recientemente el trigésimo aniversario de la caída del Muro.

Fuente fotográfica: ABC Diario