¿Sobrevivirá el fútbol modesto?


La efectividad y rapidez con la que se han tomado medidas para el fútbol profesional contrasta con la dejadez en cuanto al amateur.

Estamos saliendo de una situación inédita para todos, una pandemia que ha obligado a la gente a encerrarse en casa, incluidos los futbolistas que tanto conocemos. Todo aquel que tenga una mínima costumbre de seguir el mundo del fútbol sabe qué va a pasar con la 1ª y 2ª liga española a la hora de la necesaria reanudación de las competiciones, pero… ¿alguien sabe qué pasará con los clubes de 2ªB, Tercera o Regional?

Fuente fotográfica: Atlético Tomelloso

La verdad es que no parece que le importe a muchos, además de aquellos que tristemente están directamente implicados. Los grandes medios de comunicación nunca se han caracterizado por dedicar páginas a los temas que incumban a aquellas personas que, aun dedicándose de la misma manera al deporte rey (e incluso con más ahínco, por limitaciones económicas), no son valorados e idolatrados de la misma manera que otros trabajadores del fútbol. El Consejo Superior de Deportes, encabezado por Irene Lozano, contando con la colaboración de los archienemigos Rubiales y Tebas, se puso manos a la obra para buscar soluciones que permitieran la celebración de los partidos profesionales nada más conocerse la gravedad de la pandemia. No hubo ni una palabra para los clubes por debajo de segunda división.

Este paisaje muestra el poco interés que existe en las altas esferas del fútbol español, centradas únicamente en aquellas competiciones que suponen un rédito económico para las instituciones involucradas y los propios jugadores. No debería ser lógico que los grandes responsables de nuestro deporte favorito centren sus esfuerzos en beneficiar a los 42 equipos que compiten en primera y segunda división, cuando en España hay 11.666 clubes que precisan de ayudas en igual o mayor medida.

Es por todo esto, que deberíamos exigir a nuestras más altas instituciones que cuiden también a aquellos que no cobran millones, aquellos que no conducen coches de alta gama, aquellos que se dedican al fútbol por amor sin obtener prácticamente rédito económico de ello. El fútbol no son grandes estadios ni fichajes millonarios, el fútbol es un deporte accesible para todos, y debemos procurar que así siga siendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s