La ‘Leyenda del Arco’ también hacía goles


Nacido el 15 de octubre de 1966 en Acapulco (Guerrero, México), Jorge Campos Navarrete marcó una época y una tendencia en las porterías de mexicanas y de todo el mundo. Pero no siempre fue así…

Alma de delantero

Su primer contrato llega de la mano de Pumas UNAM, donde en ese momento ataja Adolfo Ríos en un buen nivel y, ante la falta de rodaje en su posición, propone al cuerpo técnico jugar de 9. De esta forma, debuta el 11 de diciembre de 1988, marcando durante la temporada 14 goles y peleando por la bota de oro de la Liga MX.

A lo largo de su carrera, anota 48 tantos en total: 35 en la Liga, 5 por la Copa y 8 disputando la Liga de Campeones de Concacaf.

Además de la Universidad Nacional, donde jugó en tres etapas distintas (1988-95, 1998-99 y 2001-02), formó parte de los planteles de Atlante (1995-96 y 2000-01), L.A. Galaxy (1996-97), Cruz Azul (1997-98), Chicago Fire (1998), Tigres (2000) y Puebla (2002-04).

Jugador polivalente

Con apenas 1,68 m de altura supo hacer goles de cabeza, de volea, tijera, palomita, patear de forma excelsa penales, e incluso, dejarnos en la retina una bicicleta con la que supera a dos rivales y convierte (ese partido comienza atajando y, ante la falta de definición de los delanteros, el DT decide mandarlo al ataque y reemplazarlo en la meta).

Ídolo de ídolos

Durante las transmisiones del Mundial de Rusia, participa como comentarista para TV Azteca, donde comparte labores con Iker Casillas, quien confiesa estar nervioso al lado suyo por ser su fan desde niño. Su admiración lo lleva a la costumbre de utilizar camisetas de manga corta para atajar.

Esta declaración es replicada por varios guaradametas, quienes también recuerdan los colores estrafalarios de su vestimenta y sus salidas rápidas durante los juegos.

Fuente fotográfica: novedadesaca.mx

Palmarés

A nivel de clubes, ganó la Copa de Campeones en 1989, la Liga en 1991, el Torneo de Invierno de 1997 y la MLS un año mas tarde.

En 130 encuentros con la selección, salió campeón en las Copas de Oro Concacaf 1993 y 1996, y en los Juegos Panamericanos y la Copa Confederaciones de 1999.

Durante las primeras 5 temporadas de la década de los 90, fue elegido Mejor Portero de la Liga, reconocido en 1993 como Mejor 3° del mundo por la IFFHS y, finalmente, homenajeado en 2016 con el Balón de Oro a la trayectoria.

El Inmortal

Acabado el mundial de Corea-Japón, donde forma parte del plantel como tercer arquero, Ricardo La Volpe lo convoca a formar parte de su equipo técnico.

Ya retirado, participa en varias exhibiciones, incluida una en 2011 organizada por Lionel Messi, quien lo sufre en la meta contraria, no pudiendo anotarle y haciendo que ‘El Brody’ se luzca con tapadas fenomenales.

Sin dudas, la ‘Leyenda del Arco’, difícilmente podrá ser olvidada por los que lo vimos y disfrutamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s