La rivalidad entre Adidas y Puma supera cualquier otra


En el mercado de las marcas deportivas, cada una de ellas rivaliza para convencer a clubes, jugadores y aficionados del fútbol mundial. Es obvio que se trata de una guerra por llegar a la cima y vender más que el resto de competidores.

Sin embargo, la relación que existe entre Adidas y Puma viene incluso desde antes de su creación.

Fuente fotográfica: Handelsblatt

De la colaboración a la rivalidad

En 1926, los hermanos Adolf y Rudolf Dassler trabajaban juntos en su fábrica Gerbüder Dassler Schuhfabrik confeccionando zapatillas sin marca. La calidad de sus trabajos era tan reconocida que Josef Waitzer, entrenador del equipo de atletismo de Alemania, llegó a contactarlos para pedirles calzado deportivo.

La colaboración entre los hermanos era perfecta: Adolf se encargaba del aspecto artístico y Rudolf dominaba las relaciones públicas. Así, sus productos llegaron a la villa olímpica en los Juegos de Berlín de 1936.

Además, el nazismo les facilitaría el crecimiento de la empresa, ya que el deporte era uno de los métodos para alcanzar la perfección deseada. Sin embargo, durante la Segunda Guerra Mundial, Hitler convirtió la fábrica de los Dassler en un taller de respuestos de tanques y misiles, lo que provocó un choque de ideologías entre los hermanos. Rudolf se unió a las tropas nazis de Sajonia, mientras que Adolf se negó. De hecho, para alistarse, Rudolf avisó a su hermano de que solicitaría el cierre de la fábrica.

Cuando la guerra terminó, tras pasar por un juicio sobre la valoración de su apego al nazismo, Adolf consiguió mantener la empresa, mientras que Rudolf se vio obligado a mudarse y abrir una pequeña fábrica tras ser denunciado por su hermano como simpatizante nazi.

Así, los hermanos se repartieron los empleados de las fábricas y nacieron Puma (creada por Rudolf en 1948) y Adidas (por Adolf en 1949).

Fuente fotográfica: Medium

Rivalidad de padres a hijos entre Puma y Adidas

Pero la rivalidad entre Puma y Adidas no se quedó entre hermanos. De hecho, los hijos de los fundadores continuaron la guerra.

Por ejemplo, el hijo mayor de Adolf consiguió bloquear los cargamentos de Puma para que Adidas fuera la marca destacada en la villa olímpica de México 68.

La rivalidad llegaba a tal punto que, ante el fallecimiento de Rudolf en 1976, Adidas publicó la siguiente nota oficial: “Por razones de piedad humana, la familia Adolf Dassler no realizará comentario alguno sobre la muerte de Rudolf Dassler”. Además, cuatro años después, cuando Adolf murió, colocaron su tumba lo más lejos posible de la de su hermano.

Actualmente, las marcas no pertenecen a ninguna de las familias Dassler.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s